Cómo McDonald’s y Coca-Cola reconvirtieron su packaging en realidad virtual

 Las dos marcas les brindan la posibilidad a sus clientes de crear gafas de realidad virtual a partir de la Cajita Feliz y del pack de gaseosas, respectivamente. Pero ¿qué objetivos de marketing se esconden en estos obsequios?

La realidad virtual está entre nosotros. Cada vez más dispositivos se ven por todos lados. Aunque se trata de una etapa embrionaria de esta tecnología, poco a poco se va construyendo un ecosistema que incluye dispositivos para grabar y reproducir y plataformas, como YouTube, que ayudan a generar más contenidos.

Para los consumidores, se trata de un momento único: quieren probar la nueva tecnología y ser los early adopters de una experiencia que, pronto, promete popularizarse. Varias marcas, en paralelo, se están sumando a la tendencia tras ofrecerles a sus clientes la oportunidad de probar esta tecnología regalándoles gafas de realidad virtual.

En el último tiempo fueron dos de las más importantes a nivel mundial. McDonald’s y Coca-Cola regalaron estos dispositivos para ver imágenes en 360 grados. Lo hicieron aprovechando y reutilizando el packaging de sus productos.

En el caso de la marca de gaseosas (que en México ya había experimentado con publicidad en 360 grados), los Cardboards se pueden armar a partir de su pack de 12 botellas o en uno personalizado. El cartón viene con sus partes delimitadas para recortar y luego se deben encastrar las distintas piezas. Por su lado, las gafas de la casa de comidas rápidas se construyen a partir de su Cajita Feliz; por ahora sólo lanzaron la idea en Suecia (aunque planean hacerlo en más países), con 3500 unidades. Desde su sitio, también ofrecen la posibilidad de descargar un juego para probar el nuevo dispositivo.

¿Hacemos más cardboards?

Leave a Comment

Cesta de compras